lunes, 11 de junio de 2012

Y así quedó al final... Para Cristo, aunque la lluvia impidió la procesión