domingo, 28 de octubre de 2012

¡Felicidades, Elisuán! DIÁCONO A IMAGEN DEL QUE VINO A SERVIR

Elisuán Delgado ha sido ordenado diácono, en una celebración presidida por el Obispo, Bernardo Álvarez. La Sede Catedralicia acogió esta ordenación. Delgado es natural de Granadilla. A los doce años ingresó en el seminario menor y tras concluir su tiempo de formación ha desarrollado su etapa pastoral en algunas comunidades de Icod de los Vinos y actualmente las venía desarrollando en Adeje, donde precisamente, ejercerá su recién estrenado ministerio diaconal.
El prelado nivariense, siguiendo el ritual de ordenación de diáconos, expuso en la homilía que Elisuán pasaba a ser ministro de la Palabra, del Altar y de la Caridad. No obstante, Bernardo Álvarez señaló que lo que califica la vida del diácono no es lo que hace, sino las actitudes con las que lo hace. En este sentido, recordó el evangelio proclamado en el que Jesús se presentaba asimismo como el que venía a servir y no a ser servidos. Estas actitudes del servidor fueron las que recordó el Obispo al ordenando, el cual ha de ser en medio de la Iglesia imagen de Cristo servidor.