miércoles, 10 de octubre de 2012

Los seminaristas comienzan a preparar su participación en el Encuentro Diocesano de Garachico: "Cosas de Locos" se traslada a la Isla Baja.

No todo es "abrir y tomar", como quien abre una lata de refresco o una caja de leche. Hay muchos detalles que preparar, aspectos que tener en cuenta, porque nada debe fallar. 

Los que asistan el viernes a la representación teatral "Cosas de Locos" se lo merecen.

El Seminario no es una "compañía de teatro". Para nada... Pero hacer las cosas con esmero y atención, poniendo amor y deseo de que el Señor toque corazones, exige de todos dar lo mejor de cada uno para que "su obra" se realice.

Trasladar, montar, ensayar, poner en escena, recoger, regresar... Todo en el "nombre del Señor" que "hace siempre nuevas todas las cosas"; también las "Cosas de Locos".