viernes, 30 de noviembre de 2012

REFLEXIONANDO SOBRE EL ACOMPAÑAMIENTO Y LA PROMOCIÓN DE LAS VOCACIONES AL SACERDOCIO


Uno de los temas que aborda hoy el Consejo Presbiteral es la Promoción Vocacional al ministerio sacerdotal dentro del objetivo del Plan Diocesano de Pastoral que pide a todos los agentes de pastoral que procuremos habitar cristianamente en medio de una "cultura vocacional" en la vida diocesana. 
Tras el trabajo en los arciprestazgos sobre el tema, el Consejo realizó al obispo propuestas concretas que han sido reflexionadas en una ponencia por el equipo de formadores del Seminario de Tenerife. 
No cabe duda que la vida cristiana es siempre responder a la voluntad de Dios que quiere "que todos los hombres se salven". Responder es la nota distintiva de la experiencia cristiana. 
Tampoco cabe duda que el ministerio ordenado tiene una importancia especial en la vida de la Iglesia y se percibe como una prioridad para la Nueva Evangelización. 
Estas dos premisas nos obligan – señaló el Rector del Seminario- a preguntarnos a los sacerdotes diocesanos qué hemos de hacer, en concreto y de forma prioritaria, para promover en la vida cristiana de nuestra diócesis, para que pueda favorecerse la propuesta y la respuesta a la llamada que Jesús sigue haciendo al ministerio ordenado. 
Es labor de todos los fieles, claro. Pero los presbíteros tienen una responsabilidad ineludible y una posibilidad insustituible.