sábado, 8 de diciembre de 2012

Día de la Familia en el Seminario y Convivencia con los padres de los seminaristas del Seminario Menor

La Fiesta de la Inmaculada es la ocasión. Después de unos días en casa con motivo de los días no lectivos por la fiesta de la Constitución (6 de diciembre), a la vuelta al Seminario no sólo vendrán los seminaristas, sino que vendrán con sus padres para ampliar el horizonte de la convivencia, al menos por dos días; para que éstos puedan vivir la experiencia que, de ordinario, viven sus hijos en el Seminario.

Habrá ocasión de convivir, de reunirse con los formadores, de celebrar en la Capilla con los hijos, de comer juntos, incluso de dormir en el Seminario. Una experiencia en la que hemos puesto mucha ilusión. Cuando Dios llama, llama. Y no sólo envuelve con su llamada a los hijos; tambien sorprende a sus padres ofreciéndoles la ocasión de profundizar en el encuentro con Cristo, el Señor.

El domingo, con muchos más, abuelos, tíos, hermanos, etc., tando del Seminario Mayor como Menor, celebraremos el día de la Familia. Algo más que una jornada de puertas abiertas. Una manera de proclamar la alegría de ser "familia" de Dios.