martes, 19 de marzo de 2013

"LA CUMBRE DEL SERVICIO ES LA CRUZ"

La Misa de Inicio del Ministerio Petrino del Papa Francisco comenzó hacia las 9.50 horas en la Plaza de San Pedro del Vaticano, ante delegaciones de todo el mundo y miles de fieles que abarrotaron la Plaza de San Pedro.

La misa ha sido concelebrada por 180 personas, entre ellas, dos religiosos españoles: el superior de los Franciscanos menores, Padre José Rodríguez Carballo, y el de los jesuitas, Padre Adolfo Nicolás Pachón. También concelebraron seis patriarcas y Arzobispos Mayores Orientales presentes y el secretario del Colegio Cardenalicio.

El Papa Francisco ha destacado la "coincidencia rica de significado" de esta fecha, Día de San José, patrono de la Iglesia Universal y onomástica de Joseph Ratzinger, su "verdadero" predecesor. "Le estamos cercanos con la oración, llena de afecto y gratitud", ha subrayado al comienzo de la homilía de la Misa de Inicio de Pontificado.

Asimismo, ha saludado "con afecto" a los "hermanos" cardenales y obispos, a los presbíteros, diáconos, religiosos y religiosas y a todos los fieles laicos, así como la presencia a los representantes de las otras Iglesias y comunidades eclesiales, así como a los representantes de la comunidad judía y otras comunidades religiosas.

El Papa Francisco expresó en otro momento de su homilía que todos debemos ser custodios de la fe en Jesucristo, de nosostros, los unos de los otros y de lo creado, sin miedo a la bondad y a la ternura. "Solo el que sirve con amor sabe custodiar. La custodia preferente debe ser a los más vulnerables y a los que viven en la periferia. La cumbre del servicio es la cruz".