sábado, 16 de marzo de 2013

LA PASTORAL VOCACIONAL Y LA BÍBLICA CENTRAN LA REFLEXIÓN DEL CONSEJO DE PASTORAL

En la mañana de este sábado se desarrolla una nueva sesión del Consejo Diocesano de Pastoral. Dos cuestiones importantes centraron la reflexión del Consejo, ambas enmarcadas en el vigente Plan de Pastoral: Discípulos y misioneros.  "Promover las vocaciones al ministerio sacerdotal en la diócesis" fue el documento presentado por el rector del Seminario, Juan Pedro Rivero. El tema, enmarcado en la línea del PDP que pide implementar una cultura vocacional, sirvió para que los consejeros tuvieran conocimiento e hicieran propuestas que enriquezcan esta reflexión que ya se ha ido desarrollando en los distintos arciprestazgos y el consejo presbiteral.
El segundo gran tema de este CDP hizo referencia a la "Mesa de la Palabra": escuchar, meditar, acoger y guardarla en el corazón". Áurelo Matesanz introdujo la reflexión y propuso algunas líneas de acción, las cuales servirán para ir avanzando "hacia un proyecto de animación bíblica de la pastoral". "Se trata de una verdadera y auténtica pastoral que hace posible la escucha y la proclamación de la Palabra de la vida en todos los niveles de la Iglesia". Con las propuestas y las reflexiones de los consejeros se enriquecerá el ante proyecto presentado, el cual volverá a ser abordado en este órgano de comunión.
Por su parte, el obispo guió la oración del comienzo del Consejo, centrando la misma en la acción de gracias por el Papa Francisco y proponiendo para la meditación la primera homilía del obispo de Roma.