jueves, 7 de mayo de 2015

ENCUENTRO SACERDOTAL CON OCASIÓN DEL DÍA DE SAN JUAN DE ÁVILA





TEXTOS DE SAN JUAN DE AVILA PROPUESTOS POR EL SR. OBISPO

«No tengáis nombre de siervos de Dios y seáis siervos de vos. ¿Qué cosa más vergonzosa que tener nombre de pobres y ser propietarios de nuestro corazón; tener nombre de obedientes y estar enteros en nuestra voluntad; tener nombre y hábito de humildes y estar tiesa la cerviz?».

«No piense nadie poder agradar sin obediencia al que tan amigo fue de ella que, por no perderla, perdió la vida en la cruz».

El demonio anda por quitar la obediencia y paz como hace el lobo para matar a la oveja, que primero la hace apartar de la compañía de las otras y a la sola presto la coge. No creáis al engañador».

«No os engañe el diablo rigiéndoos por vuestro parecer. Que cuando no puede conseguir que uno haga malas obras, hácele que haga desordenadamente las buenas. Por tanto, hermano, tened gran cuidado de sujetaros a parecer ajeno, y no os engañará el diablo».

«El Unigénito de Dios fue probado con obediencia muy agria, mandándole su Eterno Padre que se ofreciese a beber el cáliz muy amargo de la pasión. Aunque su carne sintió trabajo de esta obediencia, de corazón se ofreció todo a la voluntad de su Padre, y quiso que aquella fuese cumplida, queriendo más quedar con la obediencia que quedar con la vida, hecho ejemplo de obediencia a los hijos adoptivos, al cual mirando, se esforzasen en obedecer, aunque dura cruz les fuese impuesta».