viernes, 18 de marzo de 2016

19 Y 20 DE MARZO, COLECTA POR EL SEMINARIO DIOCESANO

Este año, el fin de semana de San José (19 de marzo), fecha en que celebramos el Día del Seminario y de las vocaciones sacerdotales, coincide con el Domingo de Ramos. Por tal motivo, el Obispo ha establecido que sea en esa fecha cuando se realice, en todas las comunidades parroquiales de nuestra diócesis, la colecta económica para el Seminario Diocesano (misas del 19 y 20 de marzo).

El prelado nivariense, en su carta titulada: “Sacerdotes, enviados a reconciliar”, señala que esta coincidencia es también una oportunidad para valorar y colaborar con el Seminario. “Esta casualidad, lejos de ser un obstáculo, puede ser una ayuda para reavivar en todos nosotros la importancia y necesidad de los sacerdotes en la vida de la Iglesia. Sin duda, en los días de la Semana Santa se percibe con mayor intensidad el papel de los sacerdotes para poder participar con fruto en la celebración de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Tal es así, que en muchos lugares tenemos que pedir el apoyo de sacerdotes de otras diócesis para poder atender debidamente a los fieles de todas las parroquias”, indica monseñor Álvarez.
Actualmente, hay 19 seminaristas en el Seminario mayor discerniendo su vocación y  formándose  para ser sacerdotes. Por su parte, el Seminario menor ha comenzado el presente curso con 25 seminaristas. El objetivo de esta etapa es que estos jóvenes se construyan humanamente para poder responder a la llamada de Jesús.
Para la Campaña del Día del Seminario se ha elegido el lema: “Enviados a reconciliar”, en sintonía con la celebración de este Año de la Misericordia proclamado por el Papa.  En este sentido, el obispo nivariense ha recordado en su misiva que los cristianos percibimos que Dios sale en nuestra búsqueda a través de la labor del sacerdocio. “Ellos son, en nombre de Cristo y en cada lugar, la mano que Dios tiende a los pecadores invitándoles a recurrir confiadamente a su clemencia. Los sacerdotes ‘son enviados’, deben salir a buscar, deben promover y facilitar el encuentro con Dios. Es lo que tanto repite el Papa Francisco y que nosotros nos hemos marcado como objetivo de nuestro Plan Diocesano de Pastoral, ‘ser una Iglesia en salida’, señala monseñor Álvarez.
El obispo concluye la referida carta haciendo hincapié en la necesidad de nuestra diócesis de más sacerdotes para atender debidamente a las parroquias, hospitales, centros de mayores, cárceles, etc. En este sentido, pide a todos los diocesanos que oren y apoyen el trabajo de los sacerdotes. “Pidamos por el Seminario, por los seminaristas actuales y para que el Señor nos regale nuevas vocaciones al sacerdocio. Pidamos para que los jóvenes cristianos respondan a la llamada de Dios y puedan contar con el apoyo de sus familias y de toda la comunidad cristiana. Apoyemos económicamente al Seminario, no sólo siendo generosos en la colecta del 19 y 20 de marzo, sino, también, con donaciones extraordinarias. De antemano, gracias por vuestra generosidad”, finaliza su carta el prelado nivariense.