lunes, 23 de mayo de 2016

JORNADAS NACIONALES DE DELEGADOS PARA EL CLERO

Estos días se están celebrando en Madrid las Jornadas Nacionales de la Comisión Episcopal para el Clero, a la que pertenece nuestro Obispo. En ella participa, además de D. Pablo Álvarez, delegado en nuestra diócesis, el Formador del Seminario Mayor D. Eduardo Rodríguez,  que tendrá una intervención en las jornadas.

sábado, 14 de mayo de 2016

DÍA DE CONVIVENCIA EN EL SEMINARIO PARA MONAGUILLOS

Un sábado de juego, encuentro y aprendizaje... y lo que Dios quiera.

CARTA DEL RECTOR A LOS SACERDOTES DIOCESANOS



Estimados compañero:

Recibe un cordial saludo del equipo de formadores del Seminario de Tenerife.

Perdona que utilicemos este año el medio digital para ponernos en contacto contigo en los meses previos al Cursillo de Discernimiento que celebraremos los días 24 al 30 de junio de 2016. En la zona derecha superior de esta web está el vínculo al folleto informativo y de matrícula.

Somos conscientes que la promoción de las vocaciones al sacerdocio es un trabajo complicado en estos tiempos. Muchas son las dificultades. Pero llega el momento de echarle más ilusión al asunto que descripción de las dificultades. No se arregla mucho con la queja. Tal vez sirva de desahogo. Pero hemos de superar el desaliento con la confianza en el Señor. Nunca nos dijo que sería fácil. Nos prometió el ciento por uno. Y en la confianza volvemos a echar las redes en su Nombre.

domingo, 1 de mayo de 2016

GRANDE EL PINAR, GRANDE EL SEMINARIO MENOR







EL DESEO DE LA FORMACIÓN SACERDOTAL EN SAN AGUSTÍN

Entre las cartas de San Agustín encontramos una en la que pide tiempo al Obispo de Hipona Valerio para dedicarse a la formación antes de la ordenación. Los motivos de este anhelo siguen siendo actuales. Tanto a los seminaristas como a los sacerdotes nos vendría bien escuchar la voz de San Agustín y revivir nuestro deseo de formarnos bien para servir bien al Santo Pueblo de Dios.

CARTA 21 [Traducción: Lope Cilleruelo, OSA] Tema: Pide tiempo para prepararse al sacerdocio. Destinatario: Valerio, obispo de Hipona. ¿Hipona?: Comienzo del año 391

Al obispo Valerio, señor beatísimo y venerable, amadísimo padre, con sincera caridad en la presencia de dios, Agustín, presbítero, salud en el señor.

1. Pido ante todo que tu religiosa prudencia piense que en esta vida, máxime en estos tiempos, nada hay más fácil, más placentero y de mayor aceptación entre los hombres que el ministerio- de obispo, presbítero o diácono, si se desempeña por mero cumplimiento y adulación. Pero, al mismo tiempo, nada hay más torpe, triste y abominable ante Dios que esa conducta. Del mismo modo, nada hay en esta vida, máxime en estos tiempos, más gravoso, pesado y arriesgado que la obligación del obispo, presbítero o diácono; tampoco hay nada más santo ante Dios si se milita en la forma que exige nuestro Emperador. Cuál sea esa forma, yo no lo aprendí ni en la niñez ni en la adolescencia. Al tiempo en que comenzaba a enterarme, se me hizo violencia, por mérito de mis pecados, pues no hallo otra explicación. Se me forzó a ser el segundo de a bordo, cuando ni de empuñar el remo era capaz.