domingo, 19 de marzo de 2017

GRACIAS SEÑOR POR LOS SACERDOTES, DE HOY Y DE MAÑANA


EG 3. Invito a cada cristiano, en cualquier lugar y situación en que se encuentre, a renovar ahora mismo su encuentro personal con Jesucristo o, al menos, a tomar la decisión de dejarse encontrar por Él, de intentarlo cada día sin descanso. No hay razón para que alguien piense que esta invitación no es para él, porque «nadie queda excluido de la alegría reportada por el Señor». Al que arriesga, el Señor no lo defrauda
(Papa Francisco)

Oración agradecida por cuando cuidan, acompañan y promueven las vocaciones al ministerio ordenado